Black Death: Yo soy la muerte, la venganza es mía

La vida en la época medieval estaba marcada por las enfermedades y sus consiguientes rezos al dios que cada uno eligiera adorar. La fe y las creencias a la orden del día o la muerte detrás de cada una de las revoluciones. La libertad solo existía cuando se seguían gestiones en las que de verdad fanatizases. En Black Death de Christopher Smith las razones para profesar una doctrina religiosa se disolverán en bandos colmados de vacío.

Osmund, un joven monje de Inglaterra, se ofrecerá para llevar a un grupo de caballeros a la búsqueda de un poblado al que nunca llegó la peste negra y en el que se supone que se debe alojar el necromante el cual desean encontrar para deshacerse de la sospechada magia negra que realiza. El monje realizará su tarea para cumplir con su propia búsqueda, la mujer a la que ama y con la que juró volver a encontrarse. Las dos búsquedas llegarán a buen puerto aunque las consecuencias no sean las esperadas. Supuestos muertos revividos, poderes inexplicables y traiciones internas se convertirán en los primeros avances de torturas ya sean físicas como psicológicas hasta un final en el que la destrucción se proclamará como disposición universal.

Los actos estarán colmados de labores tomadas como ley que en realidad se encubrirán suscribiéndose a diferentes creencias, todas ellas interesadas en fines egoístas. Los cristianos tomarán como buenas acciones el destrozar todo lo que no sea de agrado de su señor al igual que los creídos adoradores del demonio acabarán estableciendo normas y obligaciones creados por mortales aprovechados.

No existe la fe desde el momento en que no hay razones para creer en absolutamente nada que no sea uno mismo. Las religiones serán abundantes pero solo uno es el motivo del dogma que nos llevará a un lugar prometido: la propia muerte.

About these ads

~ por Rak Zombie en 05/02/2012.

Una respuesta to “Black Death: Yo soy la muerte, la venganza es mía”

  1. […] (sólidas) para constituir unas nuevas instituciones (sólidas) más justas. Seguro que esto les recuerda a Black Death, de Christopher Smith, en uno de los más terroríficos retratos de como la sociedad […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: