La verdad sobre el caso del señor Valdemar: Quimeras en paralelo

Cuántas veces podemos llegar a sentir cómo el sueño eterno desea cernirse sobre nosotros. En la mayoría de los casos en los cuales se dan esas sucesiones, un elemento ajeno nos despierta para llevarnos a lo que conocemos como la Realidad. No podemos controlar nuestra compostura para quedarnos en aquel lugar en el que estábamos cuando teníamos los ojos cerrados ni podemos volver a él, no al menos por caminos fáciles. En “La verdad sobre el caso del señor Valdemar” de Edgar Allan Poe veremos lo que puede sobrevenir cuando se intenta controlar el sueño común para evitar el sueño perpetuo.

Un maestro del mesmerismo que siempre se ha preguntado que ocurriría en caso de aplicarlo a alguien a las puertas de su muerte por fin cumple su fantasía. La actividad del magnetismo animal ante un enfermo de tuberculosis, el señor Valdemar, provocará asombro y terror ante las personas presentes en el experimento. La admiración a la hipnosis tomará elevados rangos cuando se le empiece a atribuir el aplazamiento del destino de un humano. Un poder sobrenatural hará que lo que todos creían normal se desintegre en pedazos de sobrantes de una vida.

La decisión de Valdemar con respecto a convertirse en un objeto de prueba le llevará a sumirse en un visión irreal donde el lapso estará inmóvil y le conferirá tiempo para que su mente tome vida propia separada de su cuerpo. ¿Qué será lo que se sueña en el último espejismo de nuestras vidas? No podremos controlar nuestro final, ni siquiera el final del mundo paralelo en el que estaremos sumergidos cuando somos víctimas de una enfermedad. Nuestro poder será un débil movimiento del corazón, lo único a lo que aferrarnos. Pero Valdemar comprendía que no debía fiarse solo de ese órgano y que sumirse en una irrealidad nunca tiene un desenlace puntual.

De nada sirve no poder controlar el cuerpo en el final de nuestras vidas si no podemos controlar nuestra enferma mente. El sueño y solo el sueño nos rescatará hacia la luminosidad de nuestro finito.

About these ads

~ por Rak Zombie en 03/07/2012.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: