Walter Benjamin: El aura del arte se encuentra en la carne

Nunca es agradable aparecer inconsciente sobre una silla en una lúgubre habitación, mientras la madera podrida deja caer sobre mi mejilla las gotas de agua acumuladas del rocío, con apenas si unos rayos de luz que se filtran por una ventana mal claveteada; el hedor a podredumbre hace el aire de la habitación irrespirable. Me siento horriblemente nauseado, lo cual se explicaría quizás por un exceso de ese delicioso brandy que me ofreció aquel desconocido, y sólo soy capaz de ver algunos fragmentos de la habitación mal iluminada.
Al fondo se puede vislumbrar una bañera a rebosar de órganos mientras, un poco más hacia la pared de mi derecha, se encuentran varios cuerpos eviscerados colgados de ganchos por los tobillos como si fueran reses; no ayuda en lo más mínimo a mis nervios ver como grita uno de esos cuerpos, el cual parece un adolescente sobrealimentado, allí colgados. Quizás no pueda saber como he llegado hasta aquí, que duda cabe, pero al menos si puedo pensar cual puede ser la motivación para que alguien haga esto, ¿no crees, compañero?

Para Walter Benjamin, filósofo de principios del siglo XX, una de las problemáticas perentorias de la humanidad era su relación con el arte. Según él el arte ha cambiado de forma sustancial desde una época antigua, donde la obra de arte tenía un aura, que progresivamente se ha perdido, ¿y por qué? Por las técnicas de reproducción. Éste decía, y perdóneme que no pueda citarlo de memoria, que la obra del arte es auténtica por su condición de aquí y ahora; no existe obra de arte auténtica que no sea un acontecimiento exclusivo en su unicidad. A eso se refiere Benjamin cuando habla del aura: es el valor de autenticidad que posee un objeto al ser aquí y ahora de un modo específico. La obra de arte con aura es irrepetible, ¿sabe?, y lo es porque es la aparición irrepetible de una lejanía, algo único e irrepetible que no puede darse igual en ningún otro contexto, forma o posibilidad. Ignore los ruidos de pasos, seguro que no es nada, yo ya estoy llegando al punto interesante de mi disertación.

Existe algo llamado la reproductibilidad técnica que viene a ser la capacidad de, técnica mediante, reproducir una obra artística exactamente igual que la original un número infinito de veces. En esto sería especialista Warhol, el cual se queda muy lejos de Benjamin, pero ya en su época era algo común: piense, querido amigo, en la facilidad para conseguir copias de una fotografía. En ese proceso, como es obvio si me ha escuchado con atención, el aura del objeto queda destruido pues se aniquila toda su unicidad lo que conlleva que, como ya debe estar imaginando, que el arte tiene actualmente un valor diferente al de antes.

¿Cual es el valor que tenía antes y que ya no tiene ahora? Me pregunta eso, ¡pero usted ya lo sabe!¿Acaso el arte no hablaba antes de religión o, quizás ya más hacia nuestros siglos, de la historia como conceptos absolutos?¡Por supuesto que sí! Y eso se explicaba en el sentido de que eran formas rituales que fue primero mágico y, en un segundo tiempo, religioso; el valor de la obra de arte ‘auténtica’ tiene una función ritual, de fundamentación de los sistemas teleológicos, religiosos o sociales de la sociedad en su conjunto. Fascinante, ¿verdad? Pero eso se acabó en la era de la reproductibilidad técnica, pues destruida el aura se acabó el rito, ¿y qué ocurre entonces? Ya no se fundamentan las cosas en el rito sino que se hacen en la política, ya que una reproducción de masas favorece una reproducción de masas (esta si es literal de Benjamin, que memoria tengo). Y sabe que ocurre en ese caso. La estetización de la política nos lleva hacia nazis muy bien vestidos, con unos trajes impecables, que no creen en Dios porque enfocan toda su imaginería artística en ensalzar al Führer como ese gran concepto por el que la masas debe regirse. Terrorífico, ¿verdad? ¡Pues pasó exactamente lo que vaticinó Benjamin a todos los niveles!¿O cree que no vivimos en una eterna estetización de los valores a través del arte de masas? Pobre iluso… ¿no le enseñó nada La Naranja Mecánica, el ejemplo perfecto de como esa reproductibilidad mecánica moldea en ambas direcciones -los drugos como infames heraldos de la estetización de la violencia; los psiquiatras como manipuladores del individuo a través de la reproductibilidad mecánica- sin ningún reparo? Así de jodido es nuestro mundo.

Por favor, deje ya de chillar que no quiere morir y que no sabe que cojones tiene esto que ver con lo que nos pasa, es muy obvio, estamos en el refugio de un purista de las teorías de Benjamin. Aquí vive el último artista real del mundo, alguien que modela y construye con el único material que es irreproductible en condición alguna en el mundo: los seres humanos. Con cada uno de nosotros hace esculturas, auténticas obras de arte con aura, porque cada persona es necesariamente diferente de las demás; si lo piensa es incluso poético. Y de hecho las películas de terror ya se lo han enseñado: desde la mítica La Matanza de Texas hasta La Casa de los 1000 Cadáveres es lo único que se ha repetido una y otra vez, sólo que usted no se dió cuenta. Por ello, si no le importa, me levanto ya del asiento y me pongo a trabajar. ¿Cómo? ¿Que creía que era un prisionero? No, que va, siempre ha estado aquí encerrado conmigo.

~ por Álvaro Mortem en 20/12/2011.

3 comentarios to “Walter Benjamin: El aura del arte se encuentra en la carne”

  1. me sirvió. gracias. ahora ya entiendo un poco más el concepto. sólo que aún no entiendo que quiere decir Benjamin con “lejanía”? se refiere a una lejanía (o proximidad, en caso de la Huella) espacial? temporal? aparición de una lejanía? que significa? ojala pueda ayudarme. Saludos. Omar

  2. Por lejanía no entiende Benjamin un componente físico, ni espacial ni temporal, sino metafísico. Cuando hablo de «aparición de una lejanía» refiere al hecho de que, en el arte aurático, se da una revelación que es incognoscible en la realidad inmediata; en el arte se representa, aura a través, cierta verdad sobre el mundo que nos resulta lejana. Por eso «aparición de una lejanía»: hace aparecer algo lejano, que nos es ajeno. Entendamos entonces esa lejanía como lejanía de lo que nos es más próximo, como lo entendería Karl Krauss «cuanto más cerca miras una palabra, de más lejos te mira»; lo más próximo, es lo que nos resulta más lejano; el presente, el ahora, que es lo que representa todo arte, nos es lo más lejano. De ahí su crítica a la reproducción mecánica, que aniquila el aura, ya que impide una relación profunda, auténtica, con la obra de arte.

    Cuando habla de esa lejanía, habla pues de aquello que no podemos aprehender si no es a través del arte. Lejanía pues, figurada: la obra de arte, en tanto función ritual, nos habla de aquello que no podemos conocer: el misterio de nuestras vidas.

    • me queda un poco más claro ahora. aunque todavía se me hace difícil de comprender.

      Entonces, según Benjamin, el presente, el ahora nos es lo más lejano, y a la vez ajeno? Eso me recuerda a algo que leí de su “Fragmento teológico-político” (que también es super hermético por cierto:-/ ), tú me dirás si tendrá relación, sobre todo la última parte:

      “For in happiness all that is earthly seeks its downfall, and only in good fortune is its downfall destined to find it. Whereas, admittedly, the imediate Messianic intensity of the heart, of the inner man in isolation, passes through misfortune, as suffering. To the spiriual restitutio in integrum, which introduces immortality, corresponds a worldly restitution that leads to the eternity of downfall, and the rythm of this eternally transient worldly existence, transient in its totality, in its spatial but also in its temporal totality, the rythm of Messianic nature, is happiness. For nature is Messianic by reason of its eternal and total passing away.”

      Es que de pronto me da la sensación que tendrá algo que ver su concepto del aura con sus Tesis sobre la Historia.

      Y por cierto, ¿cuáles serían ejemplos de arte aurático?

      si pudieras recomendarme algunas lecturas o información para investigar más al respecto te lo agradecería.

      saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: