The Collector: Él siempre se lleva a uno

En el ámbito criminal ser el primero en realizar una acción puede resultar ser el antídoto para no sucumbir al veneno ajeno. El enfrentamiento entre dos sujetos y la posible preparación para un desafío nos hace andar sobre aviso de algunas situaciones que concebimos como algo posible o verosímil. Cuando los esquemas se diluyen es el momento de la impremeditación repentina.
En el caso de The Collector de Marcus Dunstan nuestras vidas penderán de un hilo que medirá todas nuestras improvisaciones futuras.

La familia Chase está preparando sus vacaciones con todas las discusiones que pueden conllevar estas situaciones. Mientras organizan los preparativos han contratado a una empresa que se encarga de la eliminación de insectos y están realizando una reforma en la casa asegurando puertas y ventanas de lo que se autoriza a Arkin, un joven ex presidiario.
Arkin a su vez tiene problemas en cuanto a la economía de su propia familia y en un arrebato de desesperación acepta el trabajo de infiltrarse en el domicilio de los Chase mientras están de vacaciones para asaltar su caja fuerte.
Decidido a realizar esa acción entra en la casa que él mismo ha reformado sin ningún problema y se dispone a abrir la caja fuerte. En entonces cuando oirá pasos dentro de la casa que no exactamente de ninguno de los miembros de la familia.
Alguien se ha adelantado a invadir la casa pero no tendrá los mismos fines sino que éste tendrá a parte de la familia retenida en contra de su voluntad y habrá llenado la casa de trampas mortales a las que deberán ganar si quieren salir con vida.
Arkin decidirá intentar salvar a los miembros de la familia, en especial a la hija pequeña, Hannah, con la que se tendrá que unir y que conseguirá igualarle en el papel de final girl con menos de 10 años entre torturas y cajas llenas de “misterios”.

Premeditar tus actos no tendrá ningún sentido cuando un elemento externo ha preparado una nueva concepción de la existencia de cada uno. The Collector será el nuevo slasher que decidirá cual es tu final. Como cualquier otro coleccionista, grupará de un modo personal elementos que guardarán una relación entre sí y compartirán características que de algún modo serán atractivas a sus ojos. La dificultad será que nadie cuenta con que el objeto de su deseo seas tú.

No des un paso sin revisar cada milímetro del pasaje. Intenta escapar sin ser el elegido.

~ por Rak Zombie en 15/01/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: