The Children: Aquí no castigamos a los niños

En el momento en que se da un ataque hacia tu persona, las formas de defensa generalmente fluyen de un modo instantáneo. Alejarte, enfrentarte o llegar a un acuerdo con tu combatiente serán algunas de las formas en las que podrás continuar con la situación generada en la mayoría de los casos. Pero cuando el ataque esté producido por un niño, una confrontación de sentimientos pasará por tu cabeza y no sabrás como enfrentarte a la situación. Esto es lo que les ocurre a los personajes adultos de “The Children” de Tom Shankland.

Dos parejas con sus respectivos hijos se reunirán en Navidad en una cabaña alejada de la ciudad donde rodeados de nieve desearán pasar unas vacaciones perfectas.
La diversión y los juegos para los niños parecen asegurados rodeados de juguetes y de aire libre así que nada podría fallar en esa bella estampa.
Las contrariedades comenzarán cuando uno de los niños empiece a sentirse mal y a ofrecer síntomas de haber adquirido un virus, algo que sus padres no podrán notar estando ocupados en obligar a su hermana mayor a encargarse de él, lo cual acaba por conseguir que nadie realice esa acción y poco a poco el virus comienza a extenderse.
El problema es que no se enfrentan a un virus normal, los chiquillos comenzarán a desarrollar un comportamiento asesino hacia los adultos y el ingenio infantil tendrá su efecto en la muerte que han preparado para cada uno de sus padres.
Los adultos no podrán creer que sus hijos les estén haciendo todo eso y la mayoría no tendrá tiempo ni opción moral para defenderse. No pueden entender que deben matar a los niños para salvar su vida.

Quizás sea un virus lo que hace que los niños tengan dentro de su pequeño cuerpecito el mal y se vuelvan unos asesinos o quizás tu educación los ha formado de ese modo, pero quieren matarte. No puedes creerlo, pero te están observando y están pensando en como obtener su máximo beneficio: tu muerte. Deshazte de todos ellos, te están rodeando y ellos no pararán para pensar en lo correcto hasta que tengan tu cuerpo sin vida a su lado.

~ por Rak Zombie en 22/01/2012.

2 comentarios to “The Children: Aquí no castigamos a los niños”

  1. Por lo que leí, en un principio esta película estaba planteada como precuela de 28 días después (¿?) O la información era obviamente falsa o, gracias a Dios, cambiaron bastante la idea del guión.

    La vi poco después de su estreno, casi al mismo tiempo que Eden Lake (a ver cuando decides comentarla), y recuerdo que me gustó mucho. La verdad es que tiene escenas tremendas y un tramo final que, aunque conservo difuso en la memoria, fue de traca. Tendré que darle un revisionado, pero vamos, sé que en su momento valió la pena.

    ¡Besps!

    • Señor, me alegra que se pase usted por aquí.

      No tenía ni idea de esa información, buscaré a ver qué encuentro.
      Eden Lake la tengo vista y pronto habrá entrada sobre ella, no se preocupe usted.

      Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: