Hatchet: Siéntense en el bote y prepárense para disfrutar

Cambiar tus circunstancias particulares realizando un viaje hacia los confines del terror jamás verdadero para poder vivir situaciones de ningún modo extremas e intentar conocer las leyendas nunca reales no puede llevar a nada bueno. Y menos aún si formas parte de un grupo de personas que también quieren perpetrar ese viaje y son estereotipos de los protagonistas comunes de una película de terror para adolescentes. Adam Green conseguirá hacernos saltar del asiento y a su vez morirnos de risa en la terroríficamente descacharrante Hatchet.

Ben, un chico al cual su novia acaba de abandonar, viaja con su amigo Marcus en busca del olvido de todo lo malo que le ha ocurrido últimamente así que deciden hacer una ruta por un lago supuestamente encantado.
Los chicos subirán a un bote dirigido por un conductor no suficientemente experto en esas tareas y en el cual viajarán con un director de cine que irá acompañado por dos chicas despampanantes que pasarán más tiempo desnudas que vestidas, una recatada pareja de señores mayores y una chica misteriosa que no buscará exactamente diversión.
La leyenda que se cuenta de ese lago es que en ese terreno habita el fantasma de Victor Crowley, un niño deforme cuyo padre mató con su propia hacha. Pero a veces las leyendas no son como se cuentan y además nunca tienen porque ser patrañas exactamente.
El arrepentimiento comenzará en el momento en que se vean inmiscuidos en una verdadera historia de terror donde el asesino les vaya matando uno a uno y sin ningún escrúpulo.

Cada uno de los personajes cumplirá la función de los típicos roles que se dan en una película de terror hasta tal punto en que la comedia nos hará olvidar que Victor Crowley nos está acechando en cualquier lugar escondido entre la maleza hacha en mano como un novedoso buen slasher.
Al enfrentarse en la vida real a una leyenda donde la muerte de un supuesto inocente puede llegar a provocar que dejes de lado de lo mal que te encuentras, no se debe olvidar que es probable que consiga su cometido. Quizás tu propia muerte te haga replantearte quien estaba realmente mal en realidad.

~ por Rak Zombie en 19/02/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: