[REC]³ Génesis: No puedo vivir sin ti

En nuestra vida existen momentos imposibles de olvidar, situaciones que siempre hemos soñado y que deben ser perfectas. Todas esas cosas que queremos recordar y tener presentes a lo largo de nuestra existencia habitualmente son guardadas en cajones, bolsas. Otras veces queremos guardar movimientos, sonidos e imágenes que vivimos dispuestos a rememorarlas a lo largo de nuestra subsistencia para vivirlas de nuevo en nuestra mente y rememorar esos instantes de felicidad absoluta. Todo sea por esa sonrisa que se nos dibuja en la cara al conmemorar a nuestro tío borracho como una cuba, ¿no? Los protagonistas de [REC]³ Génesis de Paco Plaza también querían inmortalizar todos esos momentos. He dicho inmortalizar, espera, eso es un chiste demasiado fácil.

Una boda y la corriente celebración de esta. Una pareja joven extremadamente unida decididos a pasar uno de los mejores días de su vida con su familia y amigos uniéndose en matrimonio y viviendo todas esas circunstancias que se deben vivir en las celebraciones. Alejarse de la ciudad, vivir momentos inolvidables en los jardines perfectos que rodean el restaurante mientras tu familia comienza a decir a la cámara de tu primo los chistes de siempre. Lo siento pero no, eso no puede llevar a más “momentos felices”, al menos no en este blog.

Por ello nos trasladamos a [Rec] y recordamos que justo en ese momento pero en un lugar diferente el perro de Jennifer está bastante enfermo, tanto que ha decidido volver de la muerte con un ansia demasiado canina. ¿No habrá algún veterinario en la sala?

El baile de la muerte se cierne entre tus amistades y tu familia. Sangre, mordiscos y carreras hacia la salvación que la multitud te impide alcanzar. Ahora solo queda la fuerza del amor para forzar el encuentro de la persona que más quieres. Ya que aunque creas que nada comienza a tener sentido, ella te sigue esperando en cualquier lugar. Los obstáculos (esos cuerpos sin vida hambrientos que andar hacia ti) no pueden evitar que os volváis a encontrar, por eso ¡separa la cabeza del cuerpo de tu madre, joder!

Los vínculos entre las acciones de todos y cada uno de nosotros nos hacen vivir realidades inopinadas. Siempre nos sorprendemos al pensar todas las conexiones que se ciernen entre aparentes desconocidos. En algunos casos nunca llegamos a ver esa unión, unión con nombre de muerte.

~ por Rak Zombie en 08/04/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: