Behind the Mask: The Rise of Leslie Vernon

Todas las personas tenemos sueños que cumplir para darle un sentido a nuestra existencia y sentirnos a gusto con nosotros mismos. Mientras que algunos que escudan en la formación y cuidado de una familia, otros prefieren seguir su vocación como respetables basureros municipales o incluso periodistas. Para todo hay en este mundo.
Y como de todo hay en la viña del Señor, unos cuantos decidirán vivir entre las sombras como es el caso del protagonista de la película/mockumentary de Scott Glosserman, Behind the Mask: The Rise of Leslie Vernon.

Para la creación de un documental, contactar con las personas adecuadas que van a ayudarte a presentar la base de la idea que quieres mostrar es una de las partes más importantes. Identificarte y mimetizarte con la situación que investigas es algo que nunca se debería perder entre otras de las funciones a realizar.
Leslie Vernon ha decidido cómo quiere que sean el resto de sus días, tiene una ilusión extremadamente poética, él es un slasher.
Y para vuestra sorpresa, existen personas que tienen como necesidad vital inmiscuirse en la vida de los demás y en este caso, de los nuevos asesinos en serie para mostrar el día a día de estos y que toda la población sepa que les lleva a hacer lo que hacen.
Ahora podríamos decir que Leslie y el grupo de periodistas han encontrado lo que necesitaban.

Leslie no tiene ningún problema en mostrar su vida cotidiana, al contrario, está encantado de que alguien reconozca su labor en la sociedad. Elegir a las víctimas con sus características apropiadas, colocar trampas a su favor, erigirse como leyenda local, nada podría superar su ensueño en ese marco final que es el día en que todo sea un cara a cara entre la final girl y él.
Incluso entra en escena un psiquiatra muy especial que intentará parar su misión, ¡el bueno de Leslie ha pensado en todo!

Pero quizás no todo sea como creéis, quizás los periodistas no están allí por eventualidad al igual que vosotros no estáis leyendo estas líneas por casualidad.
Porque hay algo que tenéis claro: en la actualidad no existen los slasher, todo había sido preparado como interpretación para un falso documental y mis palabras son totalmente inocentes.
A veces la claridad se diluye en nebulosidad y uno llega a la conclusión de que simplemente era cuestión de ver más allá de nuestros deseos.
Porque quizás en realidad vosotros sois los elegidos. Al fin y al cabo: “Jason, Freddy, Myers. Todos necesitamos a alguien a quien admirar”.

~ por Rak Zombie en 15/04/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: