Slither: Algo quiere estar dentro de ti

La decadencia de las ocasiones de mostrar comportamiento humano se desboca cuando la obsesión se refleja en nuestras circunstancias. No existe conocimiento que nos invite a parar hasta la consecución de los más oscuros deseos, de las mil consecuencias que se avecinarán: para mal y para bien. Disipar las razones para que el olvido haga su parte es una gran razón para desaparecer del inframundo y convertirse en una distribución de puntos absolutos de contagio para llegar al último fin. Aliarse con un mar de contingencia podrá llevarte a alojar en tu interior toda esa rabia contenida, de modo que la explosión llegue a hacer por ti lo que no supiste hacer tu mismo. Y algo así precisamente le ocurrirá a Grant Grant en Slither: La Plaga de James Gunn.

Un meteorito sospecho ha caído en el bosque, algo nos hará desplazarnos hasta allí para poder visualizarlo mejor. Grant Grant necesita tomar “el fresco” ya que su potente mujer, Starla, no le ofrece el calor que busca esa noche tan estrellada. Él necesita estar dentro de ella, dentro de su cuerpo y de su mente, pero eso es algo que hace mucho que no puede conseguir. La solución a todos los problemas es la introducción, quizás no de lo que él espera, pero sí de algo que actuará buscando la realización de sus supuestos deseos. Algo venido del espacio exterior que se arrastrará hasta cada uno de nosotros para trepar por nuestro pantalón hasta alojarse en nuestro cerebro y convertirnos en un nuevo rebaño: engendros especialmente formados para consumar los apetitos y reformular los recuerdos de Grant Grant.

Muertos vivientes recorrerán la ciudad en busca de Starla para que pueda cumplir lo que prometió: estar con su marido hasta que la muerte les separe. Y aunque ahora su marido ya no sea lo que era, ahora será un grupo de personas que le transmitirán la misma sensación que él le transmitía antes, infelicidad y deseo de lejanía confeccionada por tentáculos controladores y ojos en cada esquina. El control nunca pudo ser mayor.

Vivir bajo la presión de lo ajeno acabará destrozando tu mente hasta tal punto que la desconexión solo pueda ser realizada mediante detonaciones de aquello que te oprime. Cierra tu boca y actúa antes de que te alcancen, antes de que tú ya no seas tú y la muerte sea la única opción de libertad.

~ por Rak Zombie en 13/05/2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: